Transformación digital en el teatro de operaciones

Antes de que nos demos cuenta, las batallas militares se llevarán a cabo mediante una única red de combate unificada compuesta por soldados, vehículos, puestos de mando y sensores, todos ellos operando en completa sinergia y en tiempo casi real. El tiempo de toma de decisiones en el campo de batalla se reducirá a segundos, dando una ventaja táctica crítica sobre el adversario.

Este concepto se llama "combate colaborativo" y se basa en el uso de tecnologías avanzadas, donde Thales está liderando el camino. La guerra siempre ha sido colaborativa, pero, en el pasado, la información militar simplemente se intercambiaba de una unidad a otra. Conectando todos los vehículos de combate y los sensores que llevan, el personal militar puede compartir información de inmediato, reduciendo el proceso de detección y neutralización de una amenaza a cuestión de segundos.
 
Con tiempos de respuesta más cortos, mayor precisión y potencia de fuego optimizada, el combate colaborativo combinará las nuevas capacidades vetrónicas (electrónica del vehículo) con la potencia del software de la radio para dar a las Fuerzas Armadas del futuro la ventaja, incluso cuando el adversario es numéricamente superior y tiene mejor conocimiento del terreno. Combate colaborativo significa pasar de órdenes basadas en razonamiento a órdenes basadas en reflejos con opciones analizadas por sistemas dotados de Inteligencia Artificial.

¿Cómo será el campo de batalla digitalizado de mañana?

Los carros de combate estarán interconectados por SYNAPS, el sistema de radio definido por software de Thales para que puedan comunicarse casi en tiempo real. Operarán junto con vehículos blindados sobre ruedas equipados con vetrónica (electrónica del vehículo) para recopilar y transformar datos de sensores del campo de batalla en servicios de combate y protección de alto valor.
 
Por ejemplo, el sistema óptico y electrónico del vehículo incluirá software de realidad aumentada. Combinado con el periscopio del vehículo blindado, la tripulación tendrá una imagen clara y detallada del entorno exterior. Con sensores acústicos que proporcionan cobertura espacial en 3D del área alrededor de cada vehículo, pueden ubicar un tirador con una precisión aún mayor al triangular automáticamente los datos del sensor de varios vehículos.
 
El sistema caracteriza inmediatamente la amenaza y alerta a la tripulación, desplegando automáticamente rondas de humo y / o bengalas para proteger el vehículo. Los algoritmos especiales proporcionan soporte casi instantáneo sobre cómo responder a la amenaza. Y debido a que todos los sensores están interconectados, conoce la ubicación exacta y el estado de las armas de cada plataforma. Por lo que puede usar esta información para comprometer al objetivo con la forma más adecuada de fuerza.
 
El concepto aprovecha el dominio de Thales de cuatro importantes avances en la transformación digital:    
•    El Internet de las cosas (IoT) conectará a todos los jugadores en el campo de batalla (soldados, vehículos de combate y armas) a través de cámaras, sensores, sistemas de posicionamiento por satélite y ordenadores para un flujo de información transparente y continuo. Incluso los soldados estarán equipados con dispositivos electrónicos que supervisarán funciones físicas importantes, como la presión arterial o la frecuencia cardíaca, y transmitirán esta información a los equipos médicos locales.
•    El uso de técnicas de Big Data permitirá recopilar datos de la acción del campo de batalla, analizarlos y almacenarlos en la nube táctica.
•    La Ciberprotección proporcionará las soluciones cibernéticas necesarias, como sensores y firewalls, para detectar anomalías, protegerse frente a ataques y gestionar y almacenar datos de forma segura.
•    La Inteligencia Artificial proporcionará algoritmos para la fusión y análisis automático de todos los datos para respaldar el proceso de toma de decisiones.

Las soluciones de Thales aseguran la preparación de la misión y simplifican la complejidad para que el personal militar pueda concentrarse en la toma de decisiones operativas y estratégicas. Thales ya está ofreciendo entrenamiento en vivo, virtual y constructivo en combate conectado. Los simuladores de alto rendimiento pueden replicar cualquier escenario de cabina, entorno y misión, de modo que los pelotones pueden entrenarse en un entorno operacional virtual inmersivo de alta fidelidad. Eso los hará más eficientes en los campos de batalla del mañana.

Al contribuir con su liderazgo tecnológico para reunir todos estos elementos a la perfección, Thales está haciendo realidad el combate colaborativo. Y eso conectará con el éxito en el campo de batalla.