Pasar al contenido principal

Thales dota de mayor seguridad, eficiencia y comodidad para el pasajero al tramo ferroviario entre las estaciones de Tortosa y L’Aldea-Amposta

•    Se han puesto en servicio nuevos enclavamientos electrónicos en las estaciones de Tortosa y Campredó, y se ha modificado el de L’Aldea para una conseguir mejor gestión de movimientos de trenes, comunicaciones y señalización, fruto de la adjudicación de un contrato por parte de Adif
•    Al mismo tiempo, los gabinetes de circulación y la instalación de los Puestos Locales de Operaciones (PLO) son algunas de las actuaciones de mejora llevadas a cabo con tecnología Thales en este tramo de la línea R16 del servicio ferroviario de cercanías y de media distancia.
•    De este modo, el tramo de la línea de ferrocarril Barcelona-Tortosa amplía de manera notable su eficacia, disponibilidad y seguridad.

 

Los nuevos sistemas de gestión y enclavamientos electrónicos que han sido renovados, como consecuencia de un contrato adjudicado por Adif, son esenciales para una óptima gestión del tráfico ferroviario, en tanto son los encargados de regular los movimientos de trenes, instalaciones de seguridad y comunicaciones y señalización, en el ámbito de las estaciones.

Adicionalmente, se han montado nuevos sistemas videográficos y se han instalado señales luminosas laterales, alfanuméricas indicadoras de dirección, cajas de terminales, contadores de ejes y se han reutilizado los accionamientos existentes para integrarlos en los nuevos enclavamientos.

Con estos nuevos y modernos sistemas para la gestión de la circulación, sistemas de señalización y comunicaciones se han incrementado los parámetros de disponibilidad, funcionalidad, eficiencia y eficacia de los servicios de la línea R16 de Rodalies y los servicios públicos de Media Distancia Valencia-Tortosa-Barcelona.

Por otro lado, el sistema de Bloqueo Automático en vía Única con control de tráfico centralizado (BAU con CTC) entre las estaciones de L’Aldea y Tortosa ha sido actualizado, del mismo modo que se ha desplegado una nueva red de cableado para las instalaciones de seguridad. Se ha conseguido así una mayor flexibilidad de la explotación ferroviaria y, por supuesto, un mayor confort y seguridad para los viajeros.