Pasar al contenido principal

Aportando confianza a un mundo 5G

La próxima ola de redes móviles conectará a miles de millones de personas y cosas en los próximos años. Abrirá un mundo de oportunidades, tanto para los usuarios como para los operadores, pero también generará preocupaciones sobre la ciberseguridad y la privacidad de los datos.

Emmanuel Unguran, vicepresidente de soluciones de conectividad móvil en Thales, habla sobre cómo 5G va a cambiar fundamentalmente el mundo y cómo Thales está trabajando para garantizar que el mundo 5G sea uno en el que podamos entrar con cierta confianza.

Emmanuel, is 5G just the next step up, like going from 3G to 4G? Emmanuel, ¿es 5G simplemente el siguiente paso, como el paso de 3G a 4G?

No es tan simple como eso. Si bien es cierto que  el 5G será significativamente más rápido que las redes 4G actuales, hasta 10 veces la velocidad que tenemos hoy, es mucho más que una conexión rápida. 5G también traerá mejoras exponenciales en la latencia y el alcance, y creará una amplia gama de nuevas oportunidades para las personas, las empresas y la sociedad en su conjunto, al enriquecer la experiencia del cliente, acelerar la transformación digital y promover la interacción entre las personas.

¿Cuáles son las transformaciones clave que vamos a ver?

Uno de los desarrollos más significativos será el aumento en la adopción de IoT (Internet de las cosas). Se pueden conectar muchos más dispositivos por kilómetro cuadrado (hasta 1 millón) y 5G está diseñado para reducir las necesidades de consumo de energía. Permitirá que los objetos conectados se alimenten durante años sin ninguna intervención humana, creando así miles de millones de dispositivos interconectados en todo el mundo.

Una mayor conectividad significa beneficios para todos los involucrados ...

Absolutamente: la llegada de 5G generará cantidades de datos sin precedentes y abrirá nuevas y enormes oportunidades. El informe 'Economía móvil 2020' de la GSMA pronostica que la 5G contribuirá con 2,2 billones de dólares a la economía mundial entre 2024 y 2034, y que industrias clave como la fabricación, los servicios públicos y los servicios profesionales y financieros se beneficiarán al máximo de la nueva tecnología.

5G traerá beneficios, pero ¿qué pasa con los nuevos desafíos? ¿Cómo ayudará Thales a los usuarios y operadores a navegar por estas aguas inexploradas?

Hay tres desafíos principales: ayudar a los operadores a conectar personas y muchos más objetos sin problemas, garantizar que la red y sus datos estén a salvo de ataques cibernéticos y comprender la cantidad exponencial de datos que 5G generará, almacenará y transmitirá. La experiencia de Thales en el campo de las telecomunicaciones durante las últimas tres décadas puede ayudar en estos tres campos. Nuestras soluciones conectarán miles de millones de personas y dispositivos, protegerán las identidades, los datos y la propia infraestructura de la red 5G, y predecirán el comportamiento para mejorar tanto los viajes futuros de los clientes como la resistencia de la red. En otras palabras, crean valor a partir de todos estos nuevos datos, al tiempo que se garantiza que los datos, y la red a través de la cual se transmiten, sigan siendo privados y seguros.

La protección de datos es algo que está en el radar de todos ...

© 123RF/everythingpossible

Una de las principales preocupaciones en un mundo 5G de redes virtualizadas y miles de millones de dispositivos interconectados es proteger esos dispositivos y sus datos. Thales puede ofrecer conectividad segura, lo que permitirá que todos los dispositivos de una red estén protegidos y evitará que se vean comprometidos.

La protección de los dispositivos también requiere un cifrado de datos sólido, que es algo que Thales ha estado proporcionando durante años, en el campo de las telecomunicaciones y en una amplia gama de otros dominios. Nuestro conocimiento garantiza no solo que los datos en sí son seguros y fiables, sino que quienes intentan acceder a ellos están autenticados con precisión.

Esto es clave, porque no es solo un ejercicio de conexión de dispositivos, se trata de conectar a más personas que nunca. 5G ayudará a conectar a los desconectados, dándoles un acceso a la conectividad que no tienen hoy. La asociación con Thales permitirá a las empresas de telecomunicaciones crear redes no terrestres que beneficiarán a más de 750 millones de personas que actualmente no tienen ese acceso. Esto significa una mayor cobertura para comunidades de difícil acceso, así como para dispositivos IoT al aire libre o plataformas móviles.

¿Más personas, entonces más identidades que proteger?

Hoy en día estamos familiarizados con la idea de identidad digital; sin embargo, a veces es difícil precisar cuando las personas tienen varias direcciones de correo electrónico o alias de redes sociales.

© 123RF/ronnarong thanuthattaphong

Vinculado a esto, los operadores buscan desarrollar relaciones 100% digitales con sus clientes, para que puedan suscribirse y acceder a nuevos servicios sin tener que visitar una tienda de teléfonos.

Aquí es donde entra en juego una solución como la plataforma Trusted Digital Identity de Thales: puede capturar y verificar la información de un usuario a partir de una documento de identificación, como un pasaporte o una licencia de conducir, así como a partir de datos biométricos únicos.

Para el cliente, esto significa que sabe que sus datos están seguros; para los operadores, significa flujos de trabajo más fluidos, una incorporación más rápida y datos consistentes.

¿Qué otros cambios veremos a largo plazo?

Creo que una de las cosas clave que surgirá será el uso de la analítica con fines de predicción. No en el sentido mágico de la palabra bola de cristal, sino en términos de analizar los enormes volúmenes de datos que generará 5G. Thales está creando una nueva generación de servicios de análisis avanzados que permitirán a los proveedores obtener conocimientos más profundos sobre el uso y las interacciones de los clientes, y les permitirá tanto crear valor como mejorar la experiencia del usuario.

Nuestras soluciones de análisis también proporcionarán a las empresas de telecomunicaciones una mejor comprensión de las enormes cantidades de datos en la red. Esto les permitirá analizar constantemente el nivel de ciberamenazas y proteger sus infraestructuras críticas frente a posibles ataques, asegurando así que viviremos en un mundo 5G en el que todos podemos confiar.