Cuando las vías del tren hablan, los operadores ferroviarios escuchan

¿Qué ocurriría si un contador de eje de ferrocarril nos pudiera decir cuándo necesita mantenimiento o reparación?

 

Este escenario ya está "en marcha" para revolucionar el mantenimiento de la infraestructura ferroviaria, impulsando la confiabilidad del sistema para un mejor servicio, seguridad y coste.

Estamos pasando  de 'encontrar y arreglar' a 'predecir y prevenir'. Por poner solo un ejemplo, algunos sensores diminutos en un cambio de aguja ferroviario de hoy pueden detectar cambios como la temperatura, la presión y una rotación. A través del Internet of Things, se envía la información a nuestra Plataforma Digital para Big Data Analytics que informa a los operadores ferroviarios de cuando se necesita mantenimiento.
 

Alain Le Marchand, Director Técnico de la División de Transporte de Thales

Solo en Europa, los operadores ferroviarios gastan entre 15 y 25 mil millones de euros cada año en mantenimiento y renovación necesaria de su infraestructura. Alain Le Marchand pregunta: "¿Se puede imaginar el impacto en sus resultados finales si pudiéramos ahorrar solo el uno por ciento (entre 150 y 250 millones de euros) en estos costes?"

 

El coste de mantenimiento puede reducirse a la mitad del tiempo necesario para las inspecciones in situ y reduciendo el tiempo de inactividad operacional. Esto puede traducirse en un retorno de la inversión de hasta cinco veces, además de reducir el riesgo para los equipos de mantenimiento de ferrocarriles.

Esta transición digital está ocurriendo, primero mediante un mejor análisis de la información que se está recolectando por medios tradicionales y, segundo, al vincular cada vez más sensores en equipos ferroviarios a la plataforma digital de Thales.

 

Thales ya está monitorizando más de 40.000 activos para Network Rail en el Reino Unido, y está trabajando en capacidades similares con la Iniciativa de Laboratorio Abierto SNCF de Francia.

Con el equipamiento cada vez más inteligente, los conocimientos serán más valiosos.

Por ejemplo, con el nuevo contador de ejes de fibra óptica de Thales, los trenes no solo se detectan cuando pasan, sino que también se analiza su peso para poder calcular el número de pasajeros en cada transporte.

 
Por supuesto, la seguridad de aumentar los flujos de información también es un factor crítico de éxito.
 
Como dice Alain Le Marchand, "Usar el Internet de las Cosas para monitorizar los activos ferroviarios a través de la red también significa proteger cada vez más  la información. Ahí es donde nuestro enfoque Cybersecured by Design es tan importante ".

La reconocida experiencia de Thales en la señalización ferroviaria, combinada con su experiencia en las tecnologías clave de la transformación digital, lo convierten en un importante impulsor de esta revolución del mantenimiento ferroviario. Y eso mejora la confiabilidad y la seguridad incluso reduciendo los costes.